El pasado diciembre, en el portal web Es tu sanidad se hacía eco de que el hospital Carlos Haya de Málaga suministraba, por primera vez en el Estado español, el fármaco Kalydeco.

La fibrosis quística es una enfermedad hereditaria que genera abundante mucosa en los pulmones y que afecta también a otros órganos como páncreas e hígado. El medicamento que aprobó en verano el Ministerio de Sanidad se llama Kalydeco y combate la mutación G551D de la enfermedad.

El sitio web de Es tu sanidad recoge así las declaraciones de la Federación Española de Fibrosis Quística: “Celebramos este paso histórico, pero seguimos luchando para que, en el menor periodo de tiempo posible, puedan tener acceso a este tratamiento todas las personas que lo precisen”, asegura un comunicado en el que, además, se afirma que “cada día que pasa sin dispensarse el medicamento se está poniendo en peligro la calidad y esperanza de vida de las personas con fibrosis quística”.

Después de este avance ya puesto en marcha para mejorar la calidad de vida de un sector de esta enfermedad, el colectivo de pacientes pone el punto de mira en la ampliación del uso a otras mutaciones agarrándose a la luz verde dada por la Agencia Europea del Medicamento el pasado agosto. Ahora esperan a que el Ministerio se pronuncie también al respecto.

 

Anuncios