El Diario de Las Palmas, La Provincia, ha publicado recientemente la cifra de canarios que padecen enfermedades pulmonares: 43.000 personas. Además, informa de que “la Consejería distribuye entre el personal médico un manual para el diagnóstico y tratamiento de la EPOC [Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica] en atención primaria”.

Puedes leer la noticia a continuación, o pinchar en el enlace de El Diario de Las Palmas, La Provincia para leerlo en el original.

AGENCIAS. Uno de cada diez españoles con edades comprendidas entre cuarenta y ochenta años padece la EPOC, una patología que, en el caso de Canarias, ha sido diagnosticada a 43.072 personas, según indicó ayer la consejera de Sanidad del Gobierno, Brígida Mendoza. La EPOC es una patología respiratoria compleja, crónica y progresiva cuyo principal factor de riesgo es el tabaco y se caracteriza por una limitación crónica del flujo aéreo poco reversible y con una sintomatología de disnea, tos y expectoración.

Se estima que en 2020 será la cuarta causa de muerte en todo el mundo, pero a pesar de ello sigue siendo una enfermedad que se diagnostica en estados avanzados y es infravalorada por la población.

La enfermedad genera una elevada caga para quienes la sufren y sus familias, así como un alto coste para los servicios sanitarios, razón por la que la Consejería de Sanidad ha editado el manual “Manejo de la EPOC en la atención primaria de salud”, dirigida a los profesionales médicos, que ofrece una estrategia de diagnóstico y tratamiento de la patología, que fue presentado ayer por la consejera.

El documento plantea la necesidad de prevenir la enfermedad en personas mayores de cuarenta años que fumen o hayan fumado unos veinte cigarrillos al día durante diez años y que sufran síntomas respiratorios. El diagnóstico debe confirmarse mediante la práctica de una espirometría forzada que confirme la existencia de limitación al flujo aéreo.

En cuanto al tratamiento de la EPOC, los principales esfuerzos deben centrarse en prevenir la progresión de la enfermedad, aliviar sus síntomas, mejorar la tolerancia al ejercicio y el estado general de salud, así como en prevenir y tratar las complicaciones y las exacerbaciones y reducir la mortalidad.

La consejera de Sanidad ha destacado la importancia de prevenir el consumo de tabaco entre los jóvenes, pues según la última Encuesta de Salud de Canarias, la prevalencia de fumadores mayores de dieciséis años era del 28,4 % de la población. Asimismo, la Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes de 2012 revela que la prevalencia del tabaquismo en escolares canarios con edades comprendidas entre los doce y los dieciocho años que habían tenido contacto con el tabaco en los últimos treinta días era del 10 %.

Anuncios