Este martes, 12 de marzo, el diario El País publicaba la noticia de la detención de cinco personas en el primer intento de tráfico de órganos en España. La alarma saltó cuando una ONG denunció anuncios de particulares ofreciendo una cuantiosa cantidad de dinero a cambio de órganos. En este caso era un adinerado libanés, con cargos políticos en su país, que necesitaba un trasplante de hígado. Le informaron de la buena reputación que tiene España para este tipo de intervenciones y decidió viajar hasta aquí para conseguir un donante vivo. Para ello, donante y receptor pasan por muy estrictas pruebas y entrevistas que determinan la idoneidad del órgano y la existencia de un vínculo relacional entre ambos -generalmente de amigo o familiar- que garantice el carácter absolutamente altruista.

Según El País, fueron varias las personas las que se ofrecieron a la oferta, pero sólo una mujer era compatible. Sin embargo, el libanés consideró que el sexo femenino de la donante era coincidente con su organismo pero no con su religión, por lo que lo rechazó. Finalmente, y antes de que se descubriera todo el entramado, uno de los hijos del enfermo se prestó como donante, por lo que el trasplante se hizo de acuerdo a la ley en un hospital privado. El libanés fue detenido en Madrid donde se encontraba realizando una revisión de salud.

No obstante, por su parte, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha remitido un comunicado acerca de esta noticia, pues aseguran que los datos ofrecidos por el diario El País no son exactos.

Queridos/as amigos/as

En el diario EL PAIS de hoy [12 de marzo de 2014] aparece una noticia sobre la detención de una serie de ciudadanos libaneses y palestinos tras un intento frustrado de compra de un fragmento hepático. La noticia es cierta pero está plagada de inexactitudes  como consecuencia de una deficiente filtración desde medios cercanos a la policía de Valencia, horas antes de que se produzca esta mañana una rueda de prensa conjunta entre la DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA y la ONT.

En realidad, se ha producido la detención de 4 personas de nacionalidad libanesa y palestina, y residencia en la Comunidad Valenciana por el intento de compraventa de un fragmento de hígado a nueve ciudadanos, casi todos inmigrantes ilegales a cambio de 40.000 €, para un paciente libanés. La compraventa no tuvo lugar porque los filtros en el hospital trasplantador (Hospital Clinic i Provincial) funcionaron perfectamente, desestimándose el “donante” propuesto (de nacionalidad rumana, y no por ser mujer como dice el periódico) ante la falta de vínculo razonable alguno con el paciente que finalmente fue trasplantado de su hijo y en el momento actual se encuentra igualmente a disposición judicial. Las investigaciones se han llevado a cabo en los últimos 4-5 meses bajo secreto judicial y con la estrecha colaboración de la ONT, OCATT, Hospital Clinic y Comunidad Valenciana, así como el resto de las entidades sanitarias afectadas de una u otra forma por el tema (en la rueda de prensa se darán todos los detalles).

A destacar que sólo el correcto funcionamiento del sistema y de todas las instituciones ha permitido evitar que se consumara el tráfico de órganos y resaltar la necesidad de continuar en esta línea.

Desde la Asociación PulmónMadridTX estamos en alerta ante cualquier señal que pudiera indicar intenciones como las narradas anteriormente, y nos posicionamos confiados plenamente en el sistema de trasplantes llevado hasta ahora por las instituciones que los forman.

Anuncios