Etiquetas

, , ,

El Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid ha publicado recientemente una nueva técnica en el tratamiento de los enfisemas pulmonar graves, que no precisa de cirugía aunque sí de anestesia y que aumentará considerablemente la calidad de vida de los pacientes afectados. A continuación te compartimos parte de la noticia que han publicado en su páginas web, y te facilitamos la noticia original pinchando aquí.

‘El enfisema es un trastorno en el que los alvéolos se inflan de manera excesiva provocando una disminución de la función respiratoria. “Está asociado principalmente al tabaquismo continuado y es una manifestación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)”, explica el doctor Flandes, responsable de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz, y presidente de la Asociación Española de Endoscopia Respiratoria y Neumología Intervencionista. Es una enfermedad muy limitante, puesto que causa fatiga al llevar a cabo esfuerzos muy pequeños’.

Se basa en la implantación de un dispositivo que no requiere cirugía, lo que permite una recuperación más rápida del paciente, además de una mejor tolerancia. La implantación de los muelles se realiza con anestesia general, es decir, con el paciente dormido, y dura entre 30 y 40 minutos. “Con la implantación de estos muelles en el pulmón se consigue una mejora importante de la calidad de vida del paciente, que empieza a respirar mejor y con menos fatiga”, afirma el doctor Flandes’

MECANISMO

‘El dispositivo se asemeja a un muelle de pequeño tamaño y está elaborado con un material llamado nitinol (aleación de níquel y titanio), que posee memoria de forma y que no impide realizar estudios de resonancia magnética. Los muelles se colocan en el pulmón enfermo a través de un broncoscopio y con la ayuda de una técnica de radioscopia, que facilita la visualización del lugar preciso de implantación. Para su colocación en las vías respiratorias, los muelles se enderezan y, gracias a su memoria de forma, vuelven a su forma original en cuanto el broncoscopio las libera, comprimiendo suavemente el tejido pulmonar dañado y manteniendo las vías respiratorias abiertas gracias al restablecimiento de la retracción elástica. En cada intervención se implantan alrededor de diez muelles por pulmón, ya sea en el lóbulo superior o inferior, según qué zona esté más afectada’.

España es el cuarto país europeo al que ha llegado la técnica, tras su uso con gran éxito en Alemania, Francia e Italia

EN NÚMEROS

‘Se prevé que entre 30.000 y 40.000 pacientes españoles se podrían beneficiar de esta técnica, incluyendo tanto los casos de enfisema pulmonar homogéneo, en los que no hay diferencias en la gravedad de la patología en función de la región pulmonar, como los de enfisema de distribución heterogénea. Además, se puede llevar a cabo con independencia de la ventilación colateral, una condición común en los pacientes con enfisema’.

‘El nuevo dispositivo, cuyo desarrollo de fabricación ha durado cuatro años, está autorizado desde 2010 por la Agencia Europea de Medicamentos y dispone del registro por la Agencia Española de Medicamentos desde finales de 2013. España es el cuarto país europeo al que ha llegado la técnica, tras su uso con gran éxito en Alemania, Francia e Italia’.

Anuncios