No nos ha tocado la lotería de navidad, pero ha sido más grande la alegría cuando en las últimas semanas de diciembre tres compañeros de la asociación han sido trasplantados. Dos mujeres y un hombre que estaban deseosos por respirar por sí mismos… Y gracias a la generosidad innegable de otras personas, lo han conseguido. ¡Enhorabuena! ¡Ánimo y fuerza!

Anuncios